miércoles, abril 23, 2014

The folly of fools

Robert Trivers nos ofrece un libro donde reflexiona sobre el autoengaño. Como, sin darnos cuenta, tendemos a engañarnos a nosotros mismo y a los demás. Nuestros sesgos cognitivos conspiran constantemente contra nosotros.

Trivers nos acerca a las bases biológicas del autoengaño, nos muestra como nos creemos mejores de lo que somos y por supuesto, como a los demás tendemos a considerarles peor de lo que son. Tras esa exposición, Trivers nos muestra casos reales de cómo afecta el autoengaño en nuestras vidas, desde accidentes de aviones a decisiones políticas y como era de esperar, el autoengaño se encuentra dentro del cuerpo de las religiones. De esta parte del libro me gustaría resaltar cómo Trivers muestra que los accidentes de avión a los que hace referencia estaban causados en parte por el autoengaño de los propios pilotos, que parecían incapaces de ver la realidad e ignoraban los hechos. Señalo esta parte porque muestra como los pilotos, por muy pilotos que sean, siguen siendo personas y por lo tanto tiene los mismos sesgos que los demás, algo que cuando se habla de avistamientos de OVNI se ignora o no quiere reconocerse, dando por sentado que el testimonio de un piloto no es tan falible como el de cualquier otra persona.
El libro tiene una característica que merece la pena destacar. Al final del mismo tienes las referencias a las investigaciones científicas que Trivers utiliza a lo largo de su obra. Dichas referencias vienen identificadas por número de página, lo cual facilita mucho el buscarlas. Si estás en la página X del libro y tienes curiosidad por saber a que estudio en concreto se está refiriendo el autor, solo tienes que buscar el número de esa página en las referencias y allí encuentras los autores y año de publicación del trabajo, suficiente para buscar dicho trabajo en Internet para ver el asunto en detalle.

Un libro interesante y recomendable, aunque personalmente me hubiera gustado que la parte dedicada a la biología de los sesgos fuera más abundante.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada