miércoles, marzo 05, 2014

¿Por qué hay algo en lugar de nada?

El libro afronta esta famosa cuestión filosófica, ¿cómo es que hay algo en lugar de nada? Y lo hace de forma rigurosa, adentrándose en conceptos filosóficos y analizándolos en profundidad. El texto, aunque ilustrativo no es de lectura fácil, tienes que tener paciencia y un gran interés en el tema para que el libro te sea de provecho.

Bede Rundle analiza los conceptos de causa, de necesidad, de agencia, de tiempo, el de explicación, etc. Para ver como deben ser aplicados a la hora de intentar abordar la cuestión que da título a su libro. Tradicionalmente la respuesta a esta pregunta ha sido la de postular la existencia de un ser necesario y trascendente, que se ha tendido a identificar con Dios. Para Rundle ese intento de “respuesta” en realidad no supera el análisis filosófico, es más, dar esa respuesta no aclara nada el asunto, sino que lo único que hace es complicarlo más, además, esa respuesta, como bien muestra Rundle carece de sentido, pues retuerce los conceptos de tal manera que, aunque gramaticalmente es correcta, en realidad, no tiene sentido hablar de que un ser trascendente es la causa del universo.

En resumen, el libro es interesante pero como comenté más arriba no es una lectura fácil ni ligera, debes tener un gran interés en el tema para que el texto te resulte interesante.

6 comentarios:

  1. Anónimo9:44 p. m.

    La lógica de primero es muy simple, y todo el mundo puede entenderla, a menos que gente como Rundle quiera complicar algo sencillo. Una de dos: o el universo tiene causa, o el universo no tiene causa. No hay una tercera. Si no tiene causa, será la única cosa sin causa de todas las que conocemos, y entonces Rundle tendrá que explicar por qué esta singularidad. Si tiene causa, una de dos: o el Universo es causa de sí mismo, o el Universo tiene una causa fuera de sí. Si lo primero, Rundle tendrá que explicar cómo puede una cosa ser causa de sí misma, ya que nada de lo que podemos observar tiene esa mágica propiedad. ¡Ah, con lo sencilla que es la lógica de primero! La lógica conduce a Dios. El ateísmo, para negar a Dios, necesita negar la lógica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Falso, hay sucesos sin causa como la desintegración de un átomo o la aparición de partículas virtuales. Por no mencionar la lógica de criticar un libro sin haberlo leído.

      Eliminar
    2. Anónimo11:01 p. m.

      Falso doblemente: primero, porque el universo no es un suceso, sino un ente. Segundo, porque la mecánica cuántica es probabilística y no necesita considerar las causas de los sucesos atómicos, sino sólo describir su estadística. Eso es una cosa y otra muy distinta decir que tales causas no existen. Por no mencionar que al universo, como un todo, no se le aplican leyes microscópicas, sino macroscópicas.

      Eliminar
    3. Anónimo3:36 p. m.

      @Anonimo, la aparicion del universo es un suceso. Y durante el Big Bang, todas las escalas estaban en el rango de aplicabilidad de la mecanica cuantica.

      Eliminar
  2. Anónimo3:34 p. m.

    @Anónimo9:44 p. m.

    Me pregunto por que no analizas las consecuencias de la existencia de Dios. Si aceptas su existencia tendras que explicar lo mismo que pretendes explicar sobre el universo, cual es su causa.

    Y te encuentras con el mismo problema, o no tiene causa, con lo cual tendras que explicar por que rechazas un ente (el universo) sin causa pero aceptas otro, o tiene causa. Y si tiene causa, o es su propia causa, cosa que ya has rechazado o tiene una causa externa, con lo cual vuelves a tener el mismo problema pero complicado con la asuncion de existencia de infinitos entes.

    A lo mejor tendrias que repasar la logica de primero. :p

    ResponderEliminar
  3. Además de lo que ya te han señalado, cabe indicar que tu argumentación adolece de serios problemas filosóficos. Estás tomando el concepto de causa que se aplicaría a los eventos que suceden en el universo y lo pretendes aplicar al universo como un ente. Para aceptar esto primero deberías probar que eso es correcto y que al universo se le pueden aplicar los conceptos y propiedades que tienen, o adjudicamos, a los objetos que lo constituyen. Pondré un par de pruebas de independencia para mostrar que esto no tiene porque ser así.

    Por ejemplo, los seres humanos estamos hechos de células, las cuales se reproducen mediante mitosis, pero los seres humanos no se reproducen mediante ese mecanismo. Otro ejemplo, todo niño tiene una madre, pero el conjunto de niños que forman un equipo de fútbol no tiene una madre. Supongo que ves el problema, aunque todos los eventos en el universo tuvieran una causa de ahí no se sigue que el universo tenga que tenerla.

    Además se puede mostrar que el concepto de causa aplicado a un ente transcendental carece de sentido pues pierde su dimensión temporal y por lo tanto no se puede hablar de causa, eso lo tenéis algo más desarrollado aquí: http://www.hominidos.net/2014/02/la-dificultades-de-un-dios-creador.html

    ResponderEliminar