martes, noviembre 05, 2013

Los alimentos ecológicos a debate

Os traigo un debate que aconteció el pasado mes de marzo, en él, participo, entre otros, JM Mulet autor de "Los productos naturales ¡Vaya timo!" y compañero en ARP-Sociedad para el Avance del pensamiento Crítico.

Al principio del debate, el presentador intenta fijar el debate en saber si los alimentos ecológicos son más saludables y de mejor sabor que los convencionales, pero los contertulios se van por las ramas, a excepción de Mulet que es el único que aborda dicha cuestión. Que los alimentos ecológicos sean más o menos saludables, o más o menos ricos nutricionalmente, es una cuestión científica, no es política, ni económica.

Pronto se aprecia que como han dicho al inicio, detrás de la alimentación ecológica hay más ideología que ciencia, de hecho, los contertulios rápidamente se dirigen a la arena política y económica, y cuando intentan hablar de ciencia, dicen autenticas barbaridades, barbaridades que hablan por si mimas y que Mulet señala convenientemente. Os dejo con el debate:

1 comentario:

  1. Anónimo7:18 p. m.

    Cuántos disparates he oído en esta charla. Un poco más de cultura científica haría falta a los 3 contertulios pro-ecológico. No se sostenían sus argumentos. La agricultura que más viaja es, justamente, la ecológica, lo exportamos el 90% fuera de España, precisamente a Alemania, Dinamarca y resto de países nórdicos. Después estaba la chica, que no hacía nada más que buscar complots, ¡menudo argumento! Tampoco cuela, porque el mayor productor de agricultura ecológica es el príncipe de Inglaterra. De hecho, los pequeños agricultores ecológicos son una minoría y represente sólo el 6% de lo que se produce, el resto son multinacionales de la alimentación como monsanto, nestle, coca-cola que, precisamente, les interesa que más gente consuma más ecológica porque los márgenes de beneficios son mucho mayores.

    Y la salvajada de las sales de cobres autorizadas por la agricultura ecológica. No sé cómo alguien puede llamar ecológico a semejante despropósito. Tremendamente contaminante, no se degrada (ya se sabe, es un mineral), es tan malo que ¡no sólo se utiliza como pesticida sino también como herbicida! Es miles de veces más perjudicial que cualquier pesticida de síntesis que se puede vender y sin embargo, ¡está autorizado en ag. ecológica! Y no sólo está autorizado, es que se utiliza.

    Sobre el empresario sólo un consejo: tendría que volver al instituto a hacer un repaso de química. Un componente químico tiene las mismas propiedades venga de donde venga si es el mismo componente y ¡eso lo demostraron ya en el siglo XIX!

    Y yo me quedaría con la última frase del científico (el único en la mesa, lástima), la agricultura que más se subvencionan es la ecológica y, ¿a quién va dirigida principalmente? A gente de clase media-alta porque es la que más la consume. O sea, que estamos subvencionando a los pudientes y ricos la comida mientras dejamos sin casa y los bancos alimentos bajo mínimos... ¡esto es de locos!

    ResponderEliminar