lunes, febrero 18, 2013

El poder de la estupidez

La estupidez nos rodea desde siempre. Imagino que todos somos consciente de ello, todos, a lo largo de nuestra vida, hemos presenciado numerosos ejemplos de estupidez, como para no ser conscientes de esta realidad.

Giancarlo nos propone un ensayo donde pretende acercarse a entender la estupidez, es decir, busca entender porque los seres humanos nos comportamos tan a menudo de forma estúpida. Pero no se queda solo ahí,  sino que también pretende dar algunas pinceladas de qué hacer para disminuir el nivel de estupidez en la humanidad.

El primer paso para disminuir la estupidez es algo doloroso, pues consiste en reconocer que no somos una excepción, nosotros también somos estúpidos, probablemente más de lo que imaginamos.


Seguramente, en más de una ocasión, habréis participado en alguna conversación en la que se escuchan afirmaciones tales como; "la sociedad es estúpida" o "la gente es estúpida", o incluso es probable que a veces hayamos sido nosotros mismo los que hemos realizado dichas afirmaciones. Esto simplemente es un vano intento por echar las culpas fuera, intentamos culpar de los males que padecemos a los demás para salvar así  nuestro pellejo, pero estamos olvidando que nosotros formamos parte de la gente y de la sociedad, creernos inmunes a la estupidez y que los estúpidos son siempre los otros, es una buena demostración de como la estupidez se apodera de nosotros.

El libro de  Giancarlo es ameno y en más de una ocasión incluso te arranca una sonrisa, tiene partes que son  más interesantes y otras que lo son menos. La pega que le  veo es que es demasiado superficial, no llega a profundizar en el tema todo lo que a mí me hubiera gustado.

2 comentarios:

  1. Anónimo3:45 p. m.

    EL "PARTIDO ÚNICO DE PENDEJOS" (PUP)
    FORJÓ ESTE VERSO:
    .....nada es estable en la vida
    porque todito es pintado
    nomas lo pendejo es firme
    y nace sin ser sembrado.
    y nace sin ser sembrado
    porque nadie lo sembró,
    todo mal tiene remedio
    nomas lo pendejo no.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1:49 p. m.

    La inteligencia va unida a la estupidez y a lo absurdo, una mayoría de la población humana es estúpida y eso no significa que sean tontos, son gilipollas.

    ResponderEliminar