Social Icons

facebook twitterfacebookgoogle plusyoutube linkedinrss feedinstagramemail

domingo, diciembre 20, 2009

Día mundial del Escepticismo. La falta de escepticismo

Desde el blog El proyecto Sandia proponen que hoy día 20 de diciembre, sea el día mundial del escepticismo y contra el Avance de las Pseudociencias. Todo el que se quiera unirse lo único que tiene que hacer es publicar un post crítico con las pseudociencias. Desde Homínidos nos sumamos a la campaña, y para ello rescato del baúl de los recuerdos un artículo que escribí hace tiempo, y que apareció en El Escéptico Digital:


La falta de escepticismo

¿Vivimos en una época científica? Parece que sí. En fin, las nuevas tecnologías, el proyecto del genoma humano, la exploración espacial, todo esto parece indicar que vivimos en una época científica. Pero en mi opinión, nuestra sociedad está sumida en una ignorancia científica y en una falta de escepticismo preocupante. ¿Cómo si no podemos explicar que la gente crea en la astrología, en videntes, zahoríes, en el espiritismo, en la canalización y como no, en que los extraterrestres existen y por supuesto nos están visitando continuamente?. Como si la Tierra fuera una especie de paraíso galáctico. Tal vez, el problema resida en que preferimos anteponer nuestras ganas de creer en algo que nos gusta a examinarlo escépticamente, lo cual nos conduce al autoengaño, y al desconocimiento. Si buscamos la verdad, debemos saber mezclar la imaginación y el escepticismo, de nada nos valdrá el ser sólo imaginativos o sólo escépticos. En cualquiera de los dos casos andaremos cojos. Las tendencias amarillistas de ciertos medios de comunicación tampoco ayudan mucho. Estoy pensando en esos medios que explotan todos estos temas “esotéricos” en una especie de “debates”, que lo único que consiguen es que los creyentes en el tema parezcan locos y los escépticos intransigentes. Pero la mayor parte de culpa reside en el sistema educativo, ya que rara vez se enseña a pensar a la gente. Y claro está, quedamos vulnerables ante cierto tipo de argumentos que no son más que falacias. ¿Por qué no se enseña o se intenta transmitir un pensamiento critico?, creo que la respuesta a esta pregunta ya la dio en su momento el astrofísico Carl Sagan:

“Puede que empiecen a hacerse inoportunas preguntas sobre las instituciones económicas, o sociales, o políticas o religiosas. El escepticismo es peligroso. Ésa es precisamente su función, en mi opinión. Es menester del escepticismo ser peligroso. Y es por eso que hay una gran renuencia a enseñarlo en las escuelas. Es por eso que no encontramos un dominio general del escepticismo en los medios. ”

Si hay algo que caracteriza a la ciencia actual es su espíritu crítico. Esto es fundamental para el avance del saber y del conocimiento. Este pensamiento crítico no sólo es aplicable en el campo de la ciencia, sino que es útil en muchos otros campos incluso en la vida cotidiana. El pensamiento crítico se basa en el uso de la razón. He aquí algunas nociones básicas que se pueden usar a la hora de evaluar algunas afirmaciones, para saber si podemos aceptarlas provisionalmente como ciertas, hasta que dispongamos de nueva información y tengamos que volver a realizar un nuevo análisis:

-Primero, toda afirmación debe poder falsarse, ¿Y esto que quiere decir? Pues que debemos ser capaces de imaginar un hecho que pueda demostrar que la afirmación es falsa. Pongamos un ejemplo para que quede más claro. Si yo afirmo: “La lluvia va de arriba a abajo” esto es una afirmación que puede ser falsa, bastaría con que una vez lloviera de abajo a arriba para probar su falsedad. Como es lógico nadie espera que esto ocurra. Lo importante es que si es falsa el hecho probara su falsedad, de no hacerlo podemos aceptar provisionalmente la afirmación como cierta. Las afirmaciones que no se pueden falsar valen poco por no decir nada. Vean un ejemplo, esto apareció en el periódico “20 Minutos” en el horóscopo de acuario:

“No andas mal en lo económico, aunque pueden producirse pequeños gastos imprevistos, quizá relacionados con el automóvil o el hogar”

Como se puede observar no es posible concebir un hecho que pueda falsar la afirmación. Si se afirma que “pueden producirse...” también se esta afirmando que “pueden no producirse...” y lo mismo pasa cuando se dice”quizá....”. Afirmaciones tan vagas y generales están vacías de todo contenido. No nos transmiten nada de información. Cualquiera puede hacer predicciones de este tipo. Y no hace falta usar ni las estrellas, ni las cartas del tarot, ni ningún otro método.

-Todo argumento debe ser lógicamente valido, es decir las conclusiones a las que se lleguen tienen que derivarse de las premisas. Además debe darse la condición de que todas las premisas sean ciertas. Normalmente para saber si una premisa es cierta se necesitan conocimientos sobre la materia de la que se esté hablando. Esto solo tiene una solución, hay que documentarse. Si no lo hacemos la mayoría de las veces nuestras opiniones serán erróneas.

-Hay que considerar todos los hechos disponibles, es decir hay que tener en cuenta tanto los hechos que apoyan la teoría como los que la contradicen. Un ejemplo sencillo nos ayudara a entenderlo. A todos nos a pasado que estando en casa pensando en un familiar o amigo, de pronto suena el teléfono. Y es precisamente esa persona la que nos llama, ¿telepatía? No, deberíamos contar también todas las veces que hemos estado pensando en alguien y no se ha producido la llamada. No es razonable contar los aciertos y olvidar los fallos.

-Debemos evitar el autoengaño, si hay hechos que prueban que estábamos equivocados hay que aceptarlo. Dicho de forma sencilla que hay que ser honrados con los demás y con nosotros mismos. Cuántas veces habremos oído decir a los parapsicólogos “que no han podido probar algún fenómeno porque éste es huidizo” o “que alguien no ha podido demostrar sus poderes telepáticos porque alguien le esta anulando o influyendo”. Es decir que si el experimento apoya sus tesis, entonces están en lo cierto, pero si el resultado prueba lo contrario no aceptan que estén equivocados. Resumiendo, esto es como decir “cara: gano yo; cruz: pierde usted”.

-Los que deben probar y demostrar son los que afirman, no los que niegan, por la sencilla razón de que no es lo mismo la ausencia de pruebas en contra, que la existencia de pruebas a favor.

-Un testimonio no es prueba suficiente. No olvidemos que los testimonios provienen de personas y por lo tanto son subjetivos. Un testimonio es valido para hechos cotidianos pero no para afirmaciones extraordinarias del tipo “puedo leer la mente” o “puedo adivinar el futuro”. Como muy bien dijo el filosofo David Hume “Afirmaciones extraordinarias requieren evidencias extraordinarias”.

-Las opiniones de las autoridades no tienen ningún valor añadido es decir no hay que creerse algo sólo porque lo diga alguien que sea un experto en la materia. En el libro “El fraude de la sábana Santa y las reliquias de Cristo” Juan Eslava Galán lo expresa así: ”¿no seria preferible que las ideas se defendieran por si mismas y no por las firmas que las suscriben?”

El que apliquemos estas ideas no debe llevarnos a pensar que no nos podemos equivocar. No olvidemos que ante todo somos personas y por lo tanto falibles y susceptibles de que nos engañen o de engañarnos a nosotros mismos.
Hoy en día, hay una idea ampliamente extendida, la idea en cuestión es esta “todas las opiniones son respetables”. ¿Qué quiere decir con respetables? ¿quiere decir que no podemos hacer critica? Si esto es así, si no podemos criticar ni debatir las opiniones ¿cómo vamos a avanzar en nuestro conocimiento? Y lo que es más importante ¿cómo vamos a averiguar si estamos equivocados? Se suele decir que esto es democrático. Pero lo que caracteriza a la democracia es el debate abierto y la critica entre los que sustentan distintas opiniones. Hay que respetar a todas las personas, no a todas las opiniones. Si alguien dice que la Tierra es plana, podemos argumentar en contra de su opinión, podemos darle pruebas de que está equivocado. Lo que no podemos hacer es insultarle. Una cosa es criticar una opinión y otra muy distinta faltar al respeto a nuestro interlocutor. Si queremos ser personas responsables una de las cosas que debemos aceptar es que todo conocimiento es provisional, que podemos estar equivocados, y que las ideas y opiniones están para ser debatidas y criticadas. No para encerrarnos en ellas y creernos en posesión de la verdad sagrada. Debemos buscar y aceptar la verdad donde quiera que ésta nos conduzca.

Ismael Pérez Fernández.

8 comentarios:

  1. Buen artículo. Estoy complematemente de acuerdo en que debemos de buscar y aceptar la verdad, así como que toda idea u opinión están para ser debatidas y...criticadas. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Excelente artículo Ismael.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Leo a Shermer en Por qué creemos en cosas raras y dice: el escepticimso moderno se identifica con el método científico,que requiere la recogida de datos para comprobar la validez de algunas explicaciones naturales de fenómenos naturales. Una teoría se confirma cuando existe un consenso generalizado,razonable y relativamente duradero sobre su validez. Pero para la ciencia todos los hechos son provisionales y se pueden poner en tela de juicio. Así pues, el escepticismo es un MÉTODO que conduce a conclusiones provisionales...Hasta la próxima.

    ResponderEliminar
  4. Marcelino, gracias por la cita. es un buen resumen de lo que he querido plasmar en el artículo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. El párrafo MALDITO y SILENCIADO de Carl Sagan, auténtico Escéptico PATANEGRA -que no CIENZUFO-, en su ÚLTIMO libro, El mundo y sus demonios. Editorial Planeta, 2005. ISBN 8408058193, escrito pocos meses antes de morir:
    Carl Sagan, notable escéptico, abierto a la investigación cientifica de los fenómenos paranormales.


    "En el momento de escribir estas líneas hay tres afirmaciones en el campo de la percepción extrasensorial que,
    en mi opinión, MERECEN UN ESTUDIO SERIO:


    * 1) que sólo con el pensamiento los humanos pueden afectar (levemente) a los generadores de números aleatorios en los ordenadores; [1] [2] [3]

    * 2) que la gente sometida a una privación sensorial ligera puede recibir pensamientos o imágenes «proyectados», [4] [5] [6]

    * 3) que los niños pequeños a veces hablan de detalles de una vida anterior que, si se comprueban, resultan muy precisos y sólo podrían haberlos sabido mediante la reencarnación. [7] [8]

    Elijo esas afirmaciones no porque crea que probablemente sean válidas (que no lo creo), sino como ejemplos de opiniones que
    PODRÍAN SER VERDAD.

    [1] Princeton Engineering Anomalies Research
    [2] A Princeton Lab on ESP Plans to Close Its Doors
    [3] “Nuestros resultados demuestran que la descarga de emociones intensas en una situación terapéutica tiene correlación con la salida anómala de un generador aleatorio de eventos cercano.” R. A. Blasband (2000). Journal of Scientific Exploration, 14 (2), pp.195–216. The Ordering of Random Events by Emotional Expression (PDF)
    [4] Experimento ganzfeld
    [5] ”El Universo Consciente: La verdad científica de los Fenómenos Psíquicos.” por Dean I. Radin Harper Edge, ISBN 0-06-251502-0
    [6] Metzger, W. (1930). Optische Untersuchungen am Ganzfeld: II. Zur Phanomenologie des homogenen Ganzfelds. Psychologische Forschung, 13, 6-29.
    [7] Investigaciones científicas sobre la reencarnación.
    http://en.wikipedia.org/wiki/Reincarnation_research

    [8] European Cases of the Reincarnation Type. Am J Psychiatry 162:823-824, April 2005.


    Las tres citadas tienen al menos un fundamento experimental, aunque todavía dudoso. Desde luego, podría equivocarme."

    ...y luego también están los CIENZUFOS.

    que de todo hay... o_Ô

    ResponderEliminar
  6. supersayayin5:49 a. m.

    Una cosa es cuestionarse e incluso cuestionar lo establecido, y otra muy distinta es tachar de falsas a las ciencias no convencionales. Éstas efectivamente no son falsables, pero eso no autoriza para calificarlas ni en un sentido ni en otro... veo mucho de voluntarismo en este "día internacional", lo cual contradice precisamente la esencia del "pensamiento crítico"...

    ResponderEliminar
  7. supersayayin:

    Si no son falsables, no se pueden diseñar experimentos y/o observaciones para poder poner a prueba lo que afirman ¿qué clase de ciencias son éstas que carecen de cualquier tipo de constatación empírica? ¿Ciencias no convencionales? Simplemente no son ciencia, son pseudociencia.

    ResponderEliminar
  8. Estuve estudiando particularmente este artículo y estoy completamente de acuerdo con él, aunque discrepo con la cita que refiere a que no se enseña escepticismo en la escuela. Soy docente y mi mayor preocupación no es que mis alumnos memoricen las características del Renacimiento, sino que se pregunten en qué medida el renacimiento es tal, o solo es una continuación lógica de hechos antecesores que la mayoría de los pensadores del “Renacimiento” quisieron negar. En la jerga educativa de por acá es mejor hablar de “Pensamiento crítico” que de “escepticismo” , porque la tradicional laicidad uruguaya avala la triste idea de que todas las ideas son respetables, lo cual es (obviamente) una laicidad mal entendida.
    Tampoco discrepo con que existan tradiciones o leyendas, siempre y cuando no me las quieran vender como hechos reales. Reconozcamos que el mundo de la fantasía enriquece nuestra experiencia estética (a nadie se le ocurriría escribir un poema sobre los gluones, no al menos sin dotarlos de una esencia vital que no tienen) El asunto pasa más por la estafa, trátese de fantasmas, tarot, astrología o vaya a saber que cosa, que por el cuento en sí. Sería como si Borges nos quisiera hacer creer, en realidad, que existió el memorioso Funes.
    En cuanto al conocimiento del mundo, en eso es innegable que debemos proceder de forma científica (que no tiene que ver con el dichoso sentido común) ahora me viene a la mente el hecho de que Darwin pasó mas tiempo buscando pruebas que refutaran su teoría del que pasó buscando las que la apoyaran.
    Me despido porque me pongo a divagar. Saludos

    ResponderEliminar