viernes, septiembre 19, 2014

Somos muchos y vamos a seguir creciendo

Acaba de salir en Science un estudio de los datos de población mundial. Los datos que se manejan llegan hasta 2012. Según está proyección existe una posibilidad del 80% de que, en contra de lo esperado, la población mundial siga subiendo. Los umbrales que se manejan es que para el año 2100 la población mundial alcance entre los 9.600 millones de personas a los 12.300 millones.

Una de las principales causas del resultado de esta proyección parece ser África. Se consideraba que la mejor disposición de medios anticonceptivos, así como la educación sexual en mujeres, conllevaría una bajada en la tasa de nacimientos, por eso las proyecciones daban como resultado que la población mundial llegaría a estancarse en torno a los 9.000 millones para este siglo, pero los datos disponibles muestran que este no es caso.

Si actualmente ya hay problemas para que se alimente en condiciones toda la población mundial (obviamente entre las causas no está solo la cantidad sino también, las condiciones económicas y políticas) resulta difícil imaginar como vamos a poder convivir toda esa cantidad de gente, ¿hay recursos para todos? Si no los hay ¿puede la tecnología ayudarnos a aumentar la eficiencia de tal modo que paliemos esa falta? Si no se consigue esto. ¿Cuál será el resultado de una población tan desmesuradamente alta? ¿Es posible que tengamos un elefante en la cacharrería y no nos estemos dando cuenta? Muchas preguntas para la mañana de un viernes, pero que no por ello, debemos dejar de plantearnos. Si la proyección se cumple, ¿cómo de lejos estaremos de condiciones de hacinamiento? Y si estas se alcanzan, no quiero ni pensar cual puede ser el resultado.

Vía Science:

miércoles, septiembre 17, 2014

Naukas Bilbao, una visión personal

Si no me fallan las cuentas está es la cuarta vez que se va a celebrar Naukas Bilbao, un evento de divulgación científica y escepticismo. El proyecto, como quizás sepan algunos, nació como una web de divulgación donde se juntaban los mejores divulgadores de España. Entre ellos se encuentran científicos, periodistas y, de forma general, aquellos que les gusta contar la ciencia para demostrar lo atractiva e ilusionante que esta puede llegar a ser. Con el paso del tiempo más y más divulgadores se han ido uniendo al proyecto y Naukas es, probablemente sino la más importante sí, una de las webs de divulgación científica más importante de España.

No contentos con poner en marcha semejante web, los “jefes” consiguieron organizar, allá por 2011, Amazings (nombre original del proyecto) Bilbao. Y allí nos juntamos por primera vez todos los colaboradores de la web, para dar charlas breves y amenas, se habló de ciencia y de escepticismo ante un aforo lleno hasta la bandera. Desde entonces el evento se ha venido celebrando una vez al año, y este próximo 26 de Septiembre comenzará la edición de 2014.

Si estás pensando en si ir o no al evento, lo único que puedo hacer es contarte mi experiencia personal, que como tal, suele ser intransferible, pero quizás sirva para hacerte una idea de lo que te puedes encontrar.

Al ser uno de los colaboradores de Naukas, mi experiencia tiene dos vertientes. Por un lado la experiencia de subir al escenario a contar algo y, por otra, la experiencia de ser parte del público asistente. Como ponente el ritual siempre es el mismo. Según se acerca el momento los nervios hacen acto de presencia e irremediablemente me da por moverme de un lado a otro. No paro de andar, sin recorrer mucho distancia, unos pasos para acá y otros de vuelta. A veces me preguntan que por qué me pongo nervioso o, si ya lo he hecho más veces, porque sigo poniéndome nervioso. Para mí es algo irremediable y creo que el día que no me ponga nervioso algo estaré haciendo mal. Los nervios se deben a que tienes delante de ti unas 500 personas, que han venido a escucharte, así que quieres que todo salga bien, no equivocarte, que se te entienda bien y sobre todo, despertar la curiosidad entre el público sobre aquello que vas a contar.

Supongo que habrás oído eso de que la ciencia no le importa a nadie o que solo nos interesa a unos cuantos, pero cuando estas en Naukas Bilbao, dicha afirmación se te antoja algo peculiar, ya que durante dos días, estás rodeado de gente que tiene interés por la ciencia. No, no me engaño, sé que es una observación parcial y que bien puede ser un oasis en un desierto, pero precisamente es para lo que se hacen eventos como este, para que el oasis cada vez sea más grande y el desierto más pequeño. No conozco los números exactos, pero parece que año a año el número de gente que acude es algo mayor, así que parece que el oasis se expande.

Una vez que estás en el escenario los nervios se desvanecen, al menos eso me pasa a mí, en ese momento, tu cerebro está ocupado con contar lo que quieres explicar, en hacerlo bien. Tras la charla, llega la relajación, si sale bien te sientes a gusto, pero no nos engañemos, siempre te das cuenta de que algo es mejorable, que esto o aquello no ha salido como querías y que, para la próxima vez si vuelves a tener la suerte de participar, tienes que trabajar en esas cosillas para hacerlo mejor. Claro que tu percepción es subjetiva y no siempre captas las cosas como son. Por ejemplo, recuerdo en la primera edición, mientras estaba en el escenario hubo un momento en el que me desconcentré y a mí me pareció que me quedé callado una eternidad, pero al bajar y hablar con compañeros o con gente del publico que se acerca a conocerte y a seguir hablando de lo que has expuesto, me di cuenta que desde fuera no se había notado, de hecho al ver la grabación comprobé que efectivamente desde fuera no se había notado. No dejan de ser curiosas las jugarretas que nos puede jugar nuestro cerebro.

¿Y como público? Bueno pues es una experiencia inigualable. Tienes la suerte de asistir a una maratón de charlas sobre ciencia, donde siempre aprendes algo, pero lo más importante, al menos según lo veo yo, es que se te cuenta lo suficiente como para despertar tu curiosidad sobre el tema en cuestión. Siempre, después de Naukas, de vuelta a casa, he pasado varias horas en internet buscando más información sobre aquello que me llamó más la atención de entre todos los temas expuestos.

Pero lo que realmente no tiene precio, es tener la posibilidad de hablar con los propios conferenciantes. Ellos están allí, entre el público, así que en algún descanso puedes acercarte a hablar con quien quieras, hacerle preguntas o aclarar dudas. Hay que reconocer que la gente de Naukas es de una humildad increíble y una amabilidad sorprendente, siempre te escuchan con atención y te ayudan a aclarar tus dudas e inquietudes. Para mí no hay mejor experiencia que hablar con ellos, aprender de ellos. Iría una y mil veces a Naukas tan solo por poder hablar con los ponentes. Esta cercanía con los ponentes tiene otro atractivo, al menos si eres un ávido lector de literatura científica, y es que muchos de ellos han escrito libros de divulgación, así que para un servidor es una ocasión ni que pintada para conseguir que los autores te firmen sus libros.

¿Deberías ir a Naukas Bilbao 2014? Yo diría que si te interesa la ciencia deberías ir, si te interesa el escepticismo deberías ir, si te gusta aprender cosas nuevas deberías ir, si quieres pasarlo bien de forma distinta a la habitual deberías ir, si quieres conocer a los científicos y divulgadores que has leído en la red o en libros deberías ir. En definitiva, si te gusta alimentar a tu cerebro estás obligado a ir.

Espero que en poco más de una semana nos veamos por allí.

lunes, septiembre 08, 2014

Las vacunas funcionan

Gracias a Ignacio López-Goñi, al que quizás conozcáis por su blog microBIO, podemos disfrutar de este breve y sencillo vídeo donde, de forma muy divulgativa, explica cómo funcionan las vacunas y sus tremendos beneficios, así como sus posibles riesgos.

No deja de ser lamentable y triste que en pleno siglo XXI tengamos que salir a explicar y defender la vacunación cómo uno de los mejores métodos que tenemos para combatir enfermedades y salvar vidas.

martes, septiembre 02, 2014

Hasta siempre Victor y gracias por todo

El pasado sábado, al despertar, me enteré del fallecimiento del físico y divulgador Victor J. Stenger.  He de reconocer que durante unos instantes me quede congelado, sentado, con la mirada perdida y una leve sensación de pérdida se apoderaba de mis entrañas. ¿Cómo es posible sentir algo así de alguien al que no conoces? No es la primera vez que me sucede. Cuando descubro que alguien al que he leído ha fallecido, no puedo evitar experimentar esa sensación de leve vacío. Aunque la magia no existe, a pesar de lo que crean muchos, pienso que si hay un objeto que podríamos considerar casi como “mágico”, ese, sin lugar a dudas, es el libro.

Los libros son maquinas de viajar en el espacio-tiempo, no importa cuando fue escrito o donde, en el momento en que comienzas la lectura el autor está contigo, entra en tu cabeza y te cuenta historias o te explica algo o sencillamente te invita a reflexionar. Así que en cierta medida, al menos para mí, cuando leo es como estar con el autor del libro, escuchándole, pensando con él, reflexionando con él, aprendiendo gracias a él o pasando un buen rato gracias a él. En el caso de Stenger han sido muchas las horas que, en este sentido, he pasado en su compañía. He aprendido mucho sobre el universo gracias a él, y también aprendí la multitud de falacias y trampas que hacen los defensores del diseño inteligente, cuando dicen que el universo ha sido diseñado por Dios o que ha sido creado por este. De hecho, sus lecturas fueron un acicate para lanzarme en la aventura de escribir “El diseño inteligente ¡vaya timo!”, es más, durante la realización del mismo, tuve la oportunidad de intercambiar unos mails con el propio Stenger para ver si me dejaba reproducir datos que el mostraba en alguna de sus obras, Stenger accedió encantado.

Días después de enterarme de la noticia, a veces me sigo quedando mirando alguno de sus libros, pasando las hojas de los mismos, releyendo algunos de los pasajes que tengo subrayados, y una vez más, gracias a él, me adentro en los secretos del universo, y vuelvo a disfrutar como la primera vez que los leí, pensando, reflexionando. Si tenéis oportunidad, leedle, hasta cuando no se está de acuerdo con él, te obliga a pensar con cautela para atacar su postura.

Desde aquí solo puedo decir una cosa, gracias Victor, gracias por enseñarme con tus libros, por hacerme pensar y por tu gratitud cuando un humilde servidor te pidió ayuda para escribir su libro. Gracias por ayudarme a crecer como persona, te echaremos de menos.

lunes, agosto 04, 2014

Reseña de "La gran aventura de los griegos"


Estamos ante un libro de historia que tiene al menos dos virtudes. La primera es, que en multitud de ocasiones es casi como estar en ese momento histórico. En más de una ocasión me he sentido así, me resultaba fácil imaginar la batalla de las Termópilas, Maratón o la de Gaugamela. La segunda es, que el tono es muy distendido, el autor, Javier Negrete, no renuncia a usar cierto tono de humor, lo cual hace que el libro se lea de forma muy agradable.

Personalmente, el libro me ha encantado, se puede decir que lo he disfrutado mucho y si alguien me preguntara sobre que libro leer para adentrarse en la historia de la antigua Grecia, sin lugar a dudas, le recomendaría “La gran aventura de los griegos”. La mezcla de rigor, el tono narrativo y las pinceladas de escepticismo para intentar poner las cosas en su sitio lo hacen un gran libro, que incluso para los que no les guste leer historia puede muy bien resultarles una delicia.

El libro abarca toda la historia de la antigua Grecia. Comienza con la civilización minóica en la isla de Creta, luego pasa a la Grecia micénica, la época arcaica, la época clásica, Alejandro Magno y por último, el surgimiento de Roma. La verdad es que todas estas épocas, son en su inmensa mayoría, exceptuando algunos breves periodos, guerras y más guerras. Aun así, en esas épocas es cuando nace por primera vez la democracia, una democracia que superó duras pruebas, como la de lidiar con la guerra contra los persas. Solo por conocer como sucedió el surgimiento de ese régimen político ya merece la pena indagar en la historia de Grecia.

La cultura que nació en la antigua Grecia ha tenido, y me atrevería a decir que aun tiene, una gran influencia en el mundo, sobre todo en occidente. Cuando surgió el poderío militar de Roma, esta acabó haciéndose con el control de toda la zona de Grecia. Podría haber significado el fin de toda esa cultura, filosofía, política y ciencia, pero no fue así, la influencia de toda su cultura en la civilización romana fue tal, que como cuenta Negrete, Horacio llegó a escribir “La Grecia vencida conquistó a su fiero vencedor” .

Sinceramente, si os interesa esa época de la historia y nunca habéis leído nada al respecto, creo que no hay mejor libro que este para viajar a la épocas de Temístocles, Péricles y tantos otros, si iniciáis el viaje creo que puedo decir que no os arrepentiréis.